Entrevistas | Álvaro Sánchez “A nivel ofensivo, intento queel jugador disfrute, que todos se sientan partícipes de un juego alegre y con pocas normas”

escudoEstrenamos esta temporada de entrevistas con uno de nuestros entrenadores más jóvenes, con su juventud ha pasado por el banquillo de Albacete Basket y ha formado parte de equipos con grandes éxitos en el club.

Hoy tenemos con nosotros a Álvaro Sánchez, que este año es el encargado de dirigir al equipo Cadete Povincial, una nueva experiencia en el club que nos cuenta de primera mano.

EBA: ¿Cómo valoras el trabajo, hasta el momento, del equipo Cadete de Primer año que diriges este año en el EBA?

Álvaro Sánchez: Estamos teniendo una buena dinámica aunque creo que somos capaces de mucho más y a veces nos falta un punto de exigencia extra y ambición, especialmente desde el comienzo de año. Espero que podamos lograrlo en el tramo final de temporada.

Cadete EBA 03

Cadete EBA 03

EBA: ¿La experiencia de competir en categoría “Cadete Provincial” ha sido positiva para los chicos y el equipo?

AS: A nivel competitivo el balance es muy positivo, la liga está siendo muy igualada y lo será aún más en la segunda vuelta con el añadido de tener que viajar por la provincia, que, aunque parezca algo intrascendente,  une más al equipo y les aporta un punto extra de motivación a los chicos. Por otro lado, a la competición le falta volumen de partidos, con muchas jornadas de descanso que nos impide jugar todos los fines de semana con continuidad. Espero que en la próxima temporada este problema pueda ser solucionado, es indispensable para que la liga dé un salto de calidad y resulte atractiva para más equipos.

 

EBA: El equipo está mostrándose muy competitivo ¿Dónde reside la clave para esta competitividad?

AS: Cimentamos nuestro juego a partir de la defensa, nos gusta ser muy agresivos aunque a veces nos penalice. Nuestro estilo defensivo es lo que nos diferencia del resto de los equipos. Podemos estar más o menos acertados en ataque, pero nuestra defensa siempre nos permite ser competitivos hasta el final. Esta filosofía la podemos implantar gracias a que el equipo está formado por trece jugadores y las rotaciones son bastante amplias y conocedor de esta situación, intento transmitir a los jugadores que deben dar mucho más en defensa y mantener la concentración porque con un equipo tan largo hay que aprovechar y disfrutar aún más de cada minuto en la pista.

 

EBA: ¿El formato de la liga os permitirá clasificaros para la Fase Regional?

AS: Los cinco campeones provinciales tendrán plaza para disputar la liga regional la temporada que viene. En nuestro caso, el club EBA ya tiene plaza en la competición por lo que en caso de salir campeones, no tendríamos ese premio. No tenemos esa preocupación y buscamos como equipo otros objetivos.

Cadete EBA 03

Cadete EBA 03

EBA: Personalmente ¿Dónde crees que tienen que estar enfocadas las líneas de trabajo en esta categoría Cadete?

AS: Como entrenador, me gusta mucho esta categoría, porque el jugador ya tiene un punto de madurez y se puede trabajar ya en todos los aspectos del juego, incrementando así la exigencia y la responsabilidad individual de cada uno de los miembros del equipo. Partiendo de que es una categoría clave en su formación y hablamos de jugadores con mucho margen de crecimiento, hay que insistir en la técnica individual, un aspecto fundamental e indispensable en la formación del jugador ya que es lo que le hará crecer y explotar de manera definitiva en los siguientes años. Posiblemente, a lo que dediquemos más tiempo es a las situaciones defensivas. El objetivo que propongo a mis jugadores es que siempre estén preparados para sufrir en defensa, que se vacíen en el objetivo de defender de forma agresiva, que cada pase, bote o penetración cueste al jugador que tengan delante.

A nivel ofensivo, intento que ante todo disfruten, que todos se sientan partícipes de un juego alegre y con pocas normas, dando iniciativa al propio jugador. Creo que es una apuesta arriesgada pero que merece la pena. Queremos correr, finalizar lo máximo posible al contraataque y jugar lo más rápido que podamos. A veces cuesta y no lo conseguimos, pero espero que poco a poco podamos mostrar un mejor nivel y lo demostremos con más frecuencia.

EBA: Éste es un equipo “especial”, formado en su totalidad por jugadores de primer año, ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de esto?

AS: Tengo que decir que me estoy encontrando muchos más pros que contras en este aspecto. Todo el grupo tiene como prioridad el baloncesto, siempre están dispuestos a entrenar y esto hace que las cosas en el día a día sean mucho más fáciles. También, es un equipo que se conoce bien de temporadas pasadas y hay mucha química entre ellos.

En cuanto a los factores en contra, hay jugadores más hechos físicamente y creo que ellos lo notan en cuanto a la fuerza en el juego, que nos penaliza fundamentalmente en el rebote. En términos de experiencia no aprecio grandes diferencias con equipos de segundo año, se están adaptando bien a la categoría.

EBA SENIOR A. SÁNCHEZ #12

EBA SENIOR A. SÁNCHEZ #12

 

EBA: Éstos jugadores llevan muchos años dentro del club, ¿Qué características marca esto en los jugadores?

AS: Para mí es un equipo con ADN EBA. No hace muchos años, viví la misma situación que ellos, con un grupo humano excepcional totalmente unidos dentro y fuera del baloncesto. También como mi generación, casi todos estudian en el mismo sitio y al final acabas viendo más a tus compañeros que a tus padres. Ese vínculo es muy especial y hacen que disfruten más aún del baloncesto. Al final más allá de resultados y campeonatos, lo que te queda de por vida son las experiencias y con quién las viviste.  Tu equipo al final es tu familia.

 

EBA: ¿Cómo afrontas, y cuáles son los objetivos para este final de temporada?

AS: Lo espero con mucha ilusión y ambición, pero me preocupa más cómo lo afrontan los jugadores. Quiero que no sean conformistas, pienso que podemos hacer las cosas muchísimo mejor y espero poder ayudarles a que lo consigan. Al final los objetivos y las metas te las marcan ellos mismos. Serán los que establezcan las pautas y el techo que tendremos como equipo.

Por otro lado, estamos bien posicionados para luchar por el campeonato y sabiendo que en categorías de formación no son ni mucho menos prioridad los títulos, tampoco vamos a negar que entrenamos y jugamos para ganar siempre. Si conseguimos crecer y tener un punto extra de hambre y ambición, podemos lograrlo. De conseguirlo, siempre será consecuencia del trabajo diario, del crecimiento personal y deportivo del jugador y lo más importante, de ser fieles a nuestra filosofía de juego.

 

EBA: El EBA es un club que crece cada año, ¿Dónde crees que está la clave de ese crecimiento?

AS: La clave del crecimiento constante del club reside fundamentalmente en la mejora de oferta deportiva y coordinación de los equipos en categorías de iniciación.  En las jornadas prebenjamines cinco de los ocho equipos que participan son del club. Es una buena muestra del crecimiento del volumen de jugadores. Ellos son el futuro y cada vez son más los que están con nosotros. Si se logra que se enganchen a este deporte y se les da razones para creer en nosotros para su formación, será inevitable que el club siga creciendo cada vez más a medio y largo plazo.

En categorías más superiores el trabajo está siendo muy bueno, todos nuestros equipos ya sea en competiciones locales, provinciales y regionales están siempre arriba y al fin y al cabo los jugadores y jugadoras quieren mejorar pero también ganar y el EBA es un club ganador.

También hay hueco para la autocrítica y debemos exigirnos mucho más, empezando por los entrenadores, cuidando y ampliando nuestra formación, que es lo dará lugar a que los jugadores crezcan más y no limitemos sus posibilidades. Hay que hacer mucho al respecto y la diferencia competitiva con otras comunidades es abismal, por lo que tenemos mucho margen de mejora.

EBA: Por último, ¿Dónde crees que pueden mejorar tanto tu equipo, tus jugadores y tú?

AS: A mis jugadores les queda mucho camino por recorrer y pueden mejorar y crecer en todos los aspectos, ninguno ni mucho menos ha tocado techo, ni por arriba ni por abajo. Deben perfeccionar los fundamentos más básicos del juego y  mejorar los niveles de concentración y de lectura del juego. Hacerse más preguntas del tipo, ¿por qué hago esto? ¿Cómo puedo mejorar lo que estoy haciendo? ¿Qué puedo hacer por el resto de mis compañeros en la pista? No son ni mucho menos egoístas jugando  pero deben de salir de su zona de confort, ser más valientes y tener más iniciativa en el juego.

Colectivamente, el equipo tiene que tener una mentalidad más fuerte, ser más constantes, exigentes y tienen que disfrutar jugando mucho más de lo que ya hacen. A ver si entre todos somos capaces de aumentar nuestro carácter competitivo y ambición entrenando y también jugando. Muchas veces echo en falta en los entrenamientos, que se “enfaden” más entre ellos, que aumente la competitividad y la rivalidad dentro del equipo siempre en términos deportivos. Creo que si lo conseguimos, el equipo va a crecer mucho.

Personalmente, me intento exigir siempre un poquito más y  que cada día de entrenamiento cuente y de manera positiva. Me voy siempre muy disgustado a casa cuando las cosas no salen del todo bien porque me siento el primer y principal responsable, ya sea por no haber acertado en el enfoque del entrenamiento o del partido y no haber sido capaz de transmitir a los jugadores lo que yo pretendía. Me gusta ser autocrítico y soy consciente de todos los puntos débiles que tengo, que son muchos. No es cuestión de un día o de una temporada corregirlos y mejorarlos pero intento que afecten lo menos posible a los jugadores y explotar los puntos fuertes que considero que tengo como entrenador y que ellos puedan aprovecharse.

Comentarios cerrados